A menudo nos encontramos paralizados ante la pregunta: ¿qué puedo hacer yo, en mi vida diaria, para ayudar al planeta? No es fácil. El cuidado del medio ambiente es un asunto global, como se ve claramente con el cambio climático, sin ir más lejos, pero las acciones deben ser locales. Por otra parte, no sirve de nada que unos traten de llevar una vida ecológica si otros no lo hacen, sean empresas, Gobiernos o particulares.

no contaminar

El cuidado del medio ambiente no entiende de color político, ni de clases sociales, ni de países ricos o pobres porque nos afecta a todos, algo que muchos líderes mundiales, políticos y empresarios se niegan a ver. Todas las facetas de nuestra vida están relacionadas con el medio ambiente: desde la alimentación al transporte, pasando por el uso de la energía o la gestión de los desechos.

En la vida diaria, una persona debe responsabilizarse de la energía que consume. Piensa, en cada acto de tu vida cotidiana, hasta el más pequeño y anodino, si puedes ahorrar energía: desde apagar la luz de las habitaciones al salir o apagar los aparatos eléctricos en vez de dejarlos en standby hasta plantearte si es necesario seguir usando el coche y quemando hidrocarburos.

Coger lo imprescindible el coche y no arrojar basura a ríos y océanos, lo que implica no arrojar por la pila de la cocina aceite usado, serían acciones imprescindibles.

Los alimentos cultivados de manera ecológica no dañan tanto el medio ambiente como los cultivos industriales. Si es posible, consume ecológico y local (traer comida desde muy lejos, contamina). Además, comerás más sano.

No se puede desperdiciar ni una gota de agua. Revisa tu grifería para que no gotee. Además, si es posible, en mejor consumir agua corriente y no embotellada. Algunas ciudades lo hacen por ley, prohibiendo la entrada de agua embotellada. También se debe reutilizar el agua de los sanitarios y recoger el agua de lluvia para regar.

La mejor basura es la que no se genera. Cristal, vidrio, plástico, cartón, papel, desechos que hay que procesar, lo que consume mucha energía. Hay que reducir el uso de las bolsas de plástico y, en general, de todos los envases. Se debe reutilizar todo lo que se pueda y, lo que no, hay que desecharlo en el contenedor apropiado para su correcto reciclaje.

no contaminar2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s